Sarre

En el Sarre el “savoir vivre” es más presente que en ningún otro lugar de Alemania, cosa que no es de extrañar, ya que este Land a lo largo de su historia ha estado a menudo bajo la influencia francesa. Tras la Segunda Guerra Mundial, el Sarre formó parte de la zona de ocupación francesa, como “protectorado del Sarre” se convirtió en 1947 en región autónoma y en 1957 se incorporó, tras decidirlo en referéndum, a la República Federal de Alemania.

Bedeutender Standort der Eisen- und Stahlindustrie Ampliar imagen (© Bundesrat/iStockphoto.com/ricardoazoury) Entre los Estados Federados el Sarre es el Land precursor de la integración europea. Junto con Lorena en Francia y Luxemburgo conforma hoy una Eurorregión en la que el intercambio cultural y la cooperación transfronteriza se han convertido en un aspecto indisociable de la vida cotidiana. La minería, la industria de la cerámica, del acero y del automóvil, así como sectores con gran proyección de futuro como la tecnología de la información y la biotecnología constituyen los principales factores económicos del Sarre. Cuatro centros de enseñanza públicos, instituciones de investigación extrauniversitarias y una amplia infraestructura tecnológica focalizan los mercados del futuro.

Saarschleife Ampliar imagen (© dpa-picture alliance) Este Land se caracteriza por unos variados paisajes y un agradable clima social. Aquí se concede especial importancia tanto a las familias y a los niños como a la protección del medio ambiente, por eso el Sarre cuenta proporcionalmente con el mayor número de plazas en guarderías y también de plantas solares de toda Alemania. Sarrebruck, la capital del Land, ofrece un variado programa cultural y contribuye a realzar el atractivo del Sarre en la misma medida que el pintoresco paisaje de las montañas de altura media con sus numerosos bosques y monumentos industriales.

Por cortesía del Bundesrat Alemán (enero de 2013)

Sarre

Flagge Saarland

Saarland